Blog
  • Melania Gamboa

10 comidas que evitar en el supermercado




Con toda la bulla que hay en los medios sobre las epidemias de obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas, hay cada vez más personas buscando alimentos saludables. Y esto es genial. De hecho, los consumidores somos cada vez más exigentes en cuanto a transparencia sobre el etiquetado de los productos comestibles. Sin embargo, todavía hay una gran variedad de productos que en general se consideran saludables, pero, por lo menos en su versión comercial, no lo son. De hecho, ¡hay varios de estos productos dañinos que inclusive los venden en tiendas de comida saludable, macrobiótica y orgánica!



Por esta razón es que debés convertirte en un/a experto/a para leer etiquetas. Hay varios consejos que aplican en cualquier situación.


  1. Si no podés pronunciar los ingredientes de un producto, no te lo comás.

  2. Evitá cualquier producto con ingredientes que contengan la palabra artificial o colorante. Muchos colorantes se pueden identificar porque se les designa la letra E mayúscula.

  3. Finalmente, evitá productos con listas largas de ingredientes. Preferí productos con 10 o menos ingredientes.

Ahora sí. Veamos una lista de productos que generalmente son considerados saludables, pero que deben evitarse en el supermercado. Eso o, se debe buscar una mejor opción.



1. Yogurt




  • El yogurt se convirtió en una comida saludable porque tiene probióticos, que promueven una flora intestinal saludable. También, es una fuente de proteína, como muchos de los lácteos. Sin embargo, un yogurt tamaño personal puede contener la misma cantidad de azúcar que una lata de coca cola. En serio. Y si no es azúcar son edulcorantes artificiales los que maltratan a tu microbiota y a tus hormonas, así como otros químicos para dar sabor, color y textura.

  • Si vas a consumir yogurt, buscá uno natural, sin saborizantes, sin colorantes y sin edulcorantes. Podés agregarle frutas, nueces, chocolate oscuro o lo que querás para darle sabor. Eso siempre va a ser más saludable que la versión ya preparada.

2. Productos con etiquetados como “saludables”:





  • Por ejemplo: “sin azúcar”, “sin azúcar añadido”, “light”, “dieta”, “baja en grasa”. Esta gran gama de productos suena como que deberían ser saludables, porque la etiqueta lo dice, pero en realidad, son usualmente engaños de marketing. Los productos sin azúcar ciertamente no contienen azúcar de caña, pero la industria utiliza otros edulcorantes peores que el azúcar como jarabe de maíz alto en fructosa o edulcorantes artificiales para compensar el sabor. Los productos de dieta, light, o bajo en grasa tienden a ser bajos en aceites y grasas saturadas. Pero, el sabor lo compensan con altos niveles de carbohidratos refinados, azúcares (naturales o artificiales) y sal.

  • Para evitar estos engaños, consumí aquellos alimentos que no contengan una etiqueta nutricional, como frutas, vegetales, legumbres, carnes, semillas, nueces, etc.

3. Pan y cereales de “grano entero” y granola.





  • Los granos enteros contienen fibra y nutrientes y ciertamente pueden ser saludables. Pero es muy importante que se mantengan enteros. Es decir, debés poder ver el granito completo si lo pónés en tu mano, no una harina o partículas irreconocibles. Si un grano entero es majado, pulverizado o se le retira la cáscara, como en el caso del pan y de los cereales, ya no es un grano entero. Se convierten, finalmente, en harinas que elevan la glucosa en tu sangre y descontrolan a la insulina, llevando a serios problemas crónicos de salud como diabetes, por ejemplo. La granola tiende a considerarse saludable porque usualmente contiene granos enteros. Y sí, ciertamente muchas granolas tienen hojuelas de avena, por ejemplo. Pero, vienen bañadas en azúcares y edulcorantes artificiales.

  • Con respecto al pan, lo importante es revisar los ingredientes e intentar buscar el menos procesado. Ahora hay más opciones de panes hechos a base de harina de legumbres, nueces y semillas que tienden a ser más nutritivos. Entre más pesado el pan, más nutrientes. A la fecha, no he encontrado ningún cereal que se pueda considerar saludable. Siempre va a ser mejor prepararse una avena de grano entero sin azúcar en casa y agregarle nueces, semillas, otros granos, frutas, etc. Por otro lado, te recomiendo que en lugar de comprar tu granola, te la hagás en casa.

4. Sirope de agave




  • El sirope de agave se ha puesto super de moda porque en teoría es un endulzante natural y por ende saludable. Sí es natural, pero no es saludable, ni teóricamente ni en la práctica. De hecho, puede ser hasta peor que el azúcar porque contiene mayores cantidades de fructosa, un tipo de azúcar que nuestro cuerpo no puede utilizar como energía y que predispone al hígado graso. Evitá productos que contengan sirope de agave como endulzante.

  • Buscá endulzar tu comida con alimentos que naturalmente sepan dulce como frutas, coco, cacao, canela, regaliz, etc. Otros endulzantes mejores son la stevia pura y el monkfruit / fruta de monje / luo han guo.

5. Productos sin gluten





  • Los productos sin gluten han tomado fuerza porque cada vez hay más personas diagnosticadas con celiaquía o sensibilidad al gluten. Una oferta variada de productos sin gluten para estas personas (y me incluyo), es maravilloso. Pero los productos sin gluten no son más saludables que los productos convencionales. Al fin y al cabo, la comida chatarra y ultra procesada sin gluten también es chatarra y ultra procesada. Aclaro que el gluten no es un nutriente esencial para la sobrevivencia y mucha gente se sentirá mejor si lo elimina de su dieta. Si quisieras comer productos sin gluten por gusto, está bien, pero no confundás comer sin gluten con comer saludable.

  • Si debés o querés comer una dieta sin gluten saludable, hay miles de alimentos que naturalmente no contienen gluten que son mucho más nutritivos que cualquier producto empacado. Por ejemplo, frutas, verduras, hojas verdes, semillas, nueces, carnes, especies frescas, etc.

6. Chips de vegetales





  • Los chips de vegetales parecen más saludables que los chips de papas o de maíz porque son vegetales. ¿Verdad? Pero una cosa es un vegetal completo, como un zucchini, zanahoria, o remolacha, y otra cosa es cualquiera de estos vegetales majados, pulverizados, fritos en aceite y cargados de sal. La mayoría de chips de vegetales no son saludables porque se ultra procesan de esta forma.

  • Una mejor opción es hacer tus propios chips en casa. Podés comprar diferentes vegetales como papa, zanahoria, camote, zucchini, remolacha, yuca, plátano verde, etc, rebanarlos delgadamente, rociarlos con un poco de aceite de oliva y meterlos al horno o a la freidora de aire. Al final se les puede salpimentar al gusto.

7. Barritas de proteína o energía





  • Uno pensaría que las barritas de proteína o de energía son buenas porque son mercadeadas a atletas y a personas que se preocupan por su salud. Muchas de ellas dicen “keto” y “saludables” por fuera. Pero las barritas de proteína y energía están cargadas de azúcar, saborizantes y edulcorantes artificiales. A veces lo que menos tienen es proteína. Honestamente yo no he logrado encontrar una barrita de proteína en la cual pueda confiar ciegamente. Todas tienen algo que no me convencen.

  • Si lo que estás buscando es proteína, buscá alimentarte con buena proteína en la casa. Por ejemplo: carnes, huevos, legumbres, nueces. Al menos de que seás un atleta olímpico, es muy probable que no necesités consumir proteína después de un par de horas de ejercicios. Y si quisieras tener algo a mano, podés llevarte un puño de nueces, un huevo duro o un batido con proteína en polvo limpia. Lee los ingredientes de la proteína en polvo, porque estas también están super contaminadas con ingredientes dañinos.

8. Bebidas con electrolitos





  • Las bebidas con electrolitos suenan como algo saludable porque tienden a tomarlo los atletas. Y es cierto que agua con electrolitos puede subsanar cualquier pérdida de minerales por sudar mucho. Pero la mayoría de los productos comerciales tiene colorantes y muchísima azúcar agregada. (A la fecha yo no he visto azul neón en la naturaleza.) Por esta razón debés tener cuidado.

  • Una mejor opción es hacer tu propia bebida con electrolitos en casa. Podés tomar agua filtrada y añadirle un poco de sal Himalaya, una pizca de crémor tártaro y jugo de limón. También podés tomar agua de pipa o de coco que contiene buenos electrolitos y es mucho más bajo en azúcar que cualquier producto convencional. Increíblemente, el caldo de hueso de pollo hidrata porque contiene agua y un buen balance de minerales.

9. Mantequilla de maní comercial





  • La mantequilla de maní se ha puesto muy de moda con la onda keto. Y ciertamente ella, así como las mantequillas de nueces, pueden ser un excelente producto que tener en casa. Pero las marcas convencionales tienden a estar llenas de grasas trans, aceites refinados y azúcar.

  • Buscá mantequillas de maní artesanales que contengan solo un ingrediente: maní. O, podés hacer mantequilla de maní casera. Ve una receta aquí.

10. Productos a base de soya





  • La soya ha tenido mala y buena fama. Pero una cosa es el frijol de soya y otra cosa es nugget con forma de estrella lleno de saborizantes y químicos. Lo que sabemos hasta el momento es que la soya es mejor cuando se consume fermentada. Nuevos estudios muestran que esta no promueve el cáncer de mama como antes pensábamos, y de hecho, hasta puede prevenirlo. Pero dado a que la soya tiene tan poco sabor, usualmente viene mezclada con muchísimos ingredientes que aunque dan buen sabor, son dañinos para el cuerpo.

  • Si querés consumir soya, buscá los frijoles en las vainas que se pueden hervir (se llaman edamame). Por otro lado podés buscar productos de soya limpios, con pocos ingredientes, sin saborizantes y químicos. Un tofu, por ejemplo, no debe tener más que 4 ingredientes.


Si te das cuenta, entre más te alejés de cosas enlatadas, enfrascadas y empacadas, y más te llenés de alimentos coloridos, naturales, tal como salen de la tierra, mejor serán para tu salud.


Coach Melania



 

Si te gustó este artículo te encantará nuestro boletín mensual gratuito. Te enviaremos consejos, recetas (siempre sin gluten) y tips directo a tu correo. Para recibirlo, dale click aquí y llená la información.


¿Querés enterarte de todo lo que hace Canela Wellness por whatsapp? Dale click al siguiente enlace y envianos tu nombre completo, país y los código de los temas que te interesan:

1. SALUD (salud, bienestar, alimentación, antiinflamatorios naturales, enfermedad crónica y autoimmune, remedios caseros) 🥑🥦🥥

2. ACEITES (aceites esenciales en la salud y el bienestar) 🌸🍋🌳

3. GLUTEN Y ALERGENOS (celiaquía, sensibilidad al gluten, alergia al trigo y otras alergias/intolerancias) 🚫🍞

https://wa.me/50689216699

¿Querés un apoyo más de cerca y personalizado? Conocé nuestros servicios.




 

Referencias


How consumer´s perceptions of “healthy” influence what they buy

https://www.ift.org/news-and-publications/digital-exclusives/first-21-food-x-factor


The negative and detrimental effects of high fructose on the liver, with special reference to metabolic disorders

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6549781/


7 foods to avoid in health food stores pamphlet, Food Matters


15 health foods that are really junk foods in disguise

https://www.healthline.com/nutrition/15-health-foods-that-are-really-junk-foods


20 “Healthy foods” ruining your weight loss goals

https://www.eatthis.com/health-foods-arent-healthy/


Fake healthy foods

https://www.asweetpeachef.com/fake-healthy-foods/


11 not so healthy “health” foods

https://www.everydayhealth.com/diet-nutrition-pictures/not-so-healthy-health-foods.aspx


10 foods that seem healthy but aren´t

https://www.henryford.com/blog/2018/02/10-foods-that-seem-healthy-but-arent



206 visualizaciones
Artículos destacados
Seguinos en redes
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube
  • WhatsApp