Blog

El SIBO y la dieta FODMAPs

August 13, 2018

 

 

 

Nota: Este artículo no está escrito para diagnosticar ni tratar. Por favor contactá a tu médico de cabecera o nutritionista especializado en este tema antes de hacer cambios en tu dieta y estilo de vida.

 

Después de muchos años haber eliminado el gluten y otros alérgenos como lácteos, huevos, garbanzos y soya, (que reconozco que ha mejorado mi calidad de vida), todavía no me siento 100% saludable. Hay días que aún cuando me cuido mucho se me inflama la pancita y me siento muy incómoda.  Es bastante frustrante sentir que estoy haciendo tanto esfuerzo por comer bien para sentirme de esta forma.  

 

Lo interesante es que en la búsqueda para mejorar mi salud he descubierto mucha información sobre otros padecimientos digestivos.  Resulta que además de mi trastorno relacionado con el gluten también tengo Crecimiento Bacteriano Intestinal Excesivo o SIBO, por sus siglas en inglés. De hecho, muchos de los síntomas de SIBO se parecen a aquellos del colon irritable, síndrome que yo pensé que tenía.  Inclusive, una persona puede tener ambas enfermedades a la vez, haciendo el diagnóstico más complicado.

 

¿Qué causa el SIBO?

El SIBO puede ser causado por un problema de movimiento del intestino delgado.  Cada dos horas el intestino delgado debe iniciar una onda de movimiento que limpia al sistema de bacteria excesivas, comida, enzimas digestivas y secreciones. Si eso no sucede, se crea un estancamiento de estos elementos, formando un ambiente ideal para que las bacterias se reproduzcan. El SIBO también puede ser causado por condiciones que afectan la producción natural de ácido en el estómago, el cual normalmente mataría a las bacterias. 

 

Síntomas de SIBO

Además de inflamación abdominal, diarrea, dolor y gases, el SIBO también puede ocasionar síntomas que no están relacionados con el sistema digestivo como dificultad para concentrarse y fatiga.  Las bacterias consumen algunos de los nutrientes que el cuerpo necesita, lo cual puede hacerte deficiente en ciertas vitaminas y minerales. Si tenés SIBO, también podrías estar deficiente de hierro, tiamina, niacina y vitaminas A y K.  Si el SIBO es muy severo y está presente por mucho tiempo, puede haber malnutrición.

 

Diagnóstico de SIBO

Hay algunos exámenes que se pueden hacer para diagnosticar SIBO. Yo me hice dos tipos diferentes y los resultados fueron bastante contundentes.  En la siguiente captura de imagen, podés ver los resultados de mi examen de aliento, que mide la producción de hidrógeno y metano, dos gases producidos por las bacterias. Como podés ver, el total de hidrógeno y metano en aliento van an aumento después de una comida.

 

 

Tratamiento de SIBO

Para tratar el SIBO lo primero sería hablar con tu médico para detectar causas. Por ejemplo, si hay algún medicamento que podría estar causando el SIBO, el eliminar ese medicamento podría ser una buena estrategia. (Por favor no eliminés ningún medicamento sin antes consultar con tu médico). Para eliminar el crecimiento excesivo de bacterias se pueden usar antibióticos o algunos suplementos naturales. Yo por supuesto, siempre voy a optar por suplementos naturales antes de un antibiótico, dado a que estos pueden generar resistencia antimicrobiana y pueden causar estragos en nuestros sistemas.  De hecho, el tratamiento antibiótico debe ser dirigido específicamente a las bacterias que están causando el SIBO y no otras (en nuestro inestino hay buenas bacterias son sumamente necesarias para nuestro funcionamiento). También, lo que se busca es reducir el número de bacterias, no eliminarlas por completo. Idealmente, la selección del antibiótico debe basarse en la sensibilidad de la bacteria al antibiótico en cuestión.

 

Si crees que estoy loca, podés revisar más abajo una captura de imagen de uno de los resultados de mis exámenes.  Esta bacteria en particular, Citrobacter, en mi cuerpo, es resistente a ciertos antibióticos (es decir, los antibióticos no lo afectan) y hay otros a los cuales sí es susceptible. Más abajo podrás ver la inhibición que tienen algunos productos naturales sobre la misma bacteria. Algunos no serían tan efectivos pero otros podrían funcionar igual de bien que los antibióticos en el cuadro verde.  Los médicos tradicionales siempre van a darte antibióticos. Si querés una solución más natural, tenés que buscar médicos con otro tipo de entrenamiento, como aquellos de medicina funcional o inclusive naturópatas.

 

 

Otros tratamientos para el SIBO son suplementos para contrarrestar las deficiencias nutricionales, como un multivitamínico, por ejemplo. Terapias alternativas incluyen también bajar los niveles de estrés con meditación, ya que el estrés puede impactar negativamente en la salud digestiva.  También se podría recomendar evitar consumir azúcares y alimentos altos en FODMAPs.

 

La dieta FODMAP

De forma simple, los FODMAPs son una colección de carbohidratos de cadena corta (o azúcares) que no se absorben bien en el intestino, que pueden desencadenar síntomas en personas con SIBO y síndrome de colon irritable. Estas comidas se fermentan por bacterias en el intestino. Cuando hay un sobre crecimiento de bacterias la fermentación que se da es excesiva, creando mucho gas y dolor abdominal.

 

FODMAP es un acróstico para:

F - FERMENTABLE --> Proceso mediante el cual las bacterias fermentan carbohidratos y producen gases

O - OLIGOSACARIDOS --> Fructanos y Fructanooligosacáridos encontrados en trigo, cebada, cebolla, ajo y legumbres. 

D - DISACARIDOS --> Lactosa, encontrada en leche, quesos, yogures, helados.

M - MONOSACARIDOS --> Fructosa, encontrada en miel, manzanas, jarabe de maíz alto en fructosa y otras frutas

A - AND (y)

P - POLIOLES --> Sorbitol y Manitol, encontrados en algunas frutas y verduras y edulcorantes encontrados en dulces y chicles.

 

La dieta FODMAPS ayuda a aliviar algunos de los síntomas de las personas que sufren SIBO y síndrome de colon irritable. Esta dieta busca eliminar los alimentos altos en FODMAPs por un tiempo para luego reintegrarlos lentamente.  ¡Cuidado! Muchos de los alimentos altos en FODMAPs son muy saludables y nutritivos, razón por la cual no debés eliminar estos alimentos sin antes hablar con un nutritionista calificado en el tema que te pueda ayudar.  

 

Una excelente fuente de información sobre la dieta FODMAPs es la Universidad Monash. www.monashfodmap.com

 

Algo que podrías intentar es tomar nota de lo que comés y como te sentís durante unas semanas.  ¿Detectaste una correlación entre algún alimento alto en FODMAPS  y tus síntomas?  De ser así es hora de visitar a tu médico. 

 

¿Te gustaría obtener una lista completa de alimentos altos y bajos en FODMAPs? Dale click al siguiente vínculo y te la haremos llegar. 

 

Además, si le das click a nuestro blog y entras a ver recetas, encontrarás algunas bajas en FODMAPS.  Encontralas aquí.

 

Estaré comentándoles más adelante sobre mi progreso con la dieta FODMAPS y el tratamiento para el SIBO.  ¡Saludos!

  

 

 

Fuentes: 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4690093/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5390324/

https://www.badgut.org/information-centre/a-z-digestive-topics/ibs-or-small-intestinal-bacterial-overgrowth/

https://www.health.com/digestive-health/sibo-causes-digestive-issues

https://www.monashfodmap.com/about-fodmap-and-ibs/

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

Bloques de quinoa (sin gluten)

September 3, 2020

1/10
Please reload

Follow Me
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon
Please reload

Costa Rica

y el resto del mundo

  • Facebook Social Icon
  • Negro del icono de Instagram
  • Icono social de YouTube

Tel: +506-8921-6699

info@canelawellness.com

© 2017 por Melania Gamboa